Millonarios de abrazos

¿Cuánto es el valor de un abrazo? Esta pregunta puede tener muchas respuesta, lo primero que pasa por mi mente es, depende, si nos referimos a su valor en moneda, probablemente la respuesta sería cero pesos, son gratis, pero si contesto con el corazón diría que el valor del abrazo es tan alto que si se vendieran no podríamos pagarlos, no hay moneda que transaccione a ese nivel.

Es algo curioso, el acceso a dar o recibir abrazos no está condicionado por la solvencia económica, ni por los grados académicos, experiencia profesional, tampoco por el género, edad o preferencia sexual, su valor no depende de ninguna de estas variables, tampoco depende de la temporada del año o de alguna edad en especifica en que los necesitemos más.

El abrazo está presente a lo largo de nuestra vida: en las bienvenidas, en los cumpleaños, en las despedidas, en el noviazgo, cuando alguien se compromete con su pareja, en el nacimiento de los hijos, cuando entregas a tu hija o a tu hijo a su futura esposa o esposo, en las reconciliaciones, en los velorios, en los reencuentros, en las graduaciones, en las bodas, en fin, en todos los momentos emotivos, no sería capaz de escribirlos todos aquí.

No son exclusivos de momentos de felicidad o de alegría, también están presentes en los momentos difíciles, en los de tristeza y se vuelven sumamente necesarios en los momentos de soledad.

¿Porque es tan valioso? Desde mi perspectiva, el abrazo tiene esa magia de conectar dos corazones y que ellos se hablen sin necesidad de utilizar nuestras palabras, es por eso que en los momentos donde la emoción está a tope, solo un abrazo puede transmitir lo que sentimos, por ese motivo no siempre los utilizamos, aparecen solamente en los momentos en donde nuestro corazón quiere hablar con el otro y muchas veces es involuntario.

Cuantas personas darían todo lo que está en su cuenta bancaria por poder dar o recibir el abrazo de ese ser querido que hoy ya no está y es curioso que muchos de ellos ni siquiera piden tener un momento para platicar con ellos, lo único que necesitan es un abrazo, un solo abrazo, capaz de conectar esos dos corazones que en segundos sabrán que decirse.

Si aún no tienes una cuenta bancaria en tu corazón para ingresar abrazos, te invito a que lo hagas, nunca es tarde. El abrazo es un activo valioso que genera muchos intereses y consigue redituarte en los momentos que más lo necesitas, a diferencia del resto de activos no se deprecia, no te genera gasto alguno, abrazo que das, abrazo que recibes. El único requisito es estar atento a cuando nuestro corazón necesite dar uno, es la única manera en que podremos recibirlo.

El reto en esta vida podría ser convertirnos en millonarios de abrazos, poner en valor este gran activo que tenemos al alcance de los brazos.

Un comentario sobre “Millonarios de abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s