Una uña rota

Hace un par de días tuve un pequeño incidente, se me rompió una uña. Quienes usan las uñas largas entenderán el dolor que se siente cuando ésta se te corta desde muy abajo, en esta ocasión no se me cortó completamente quedó a la mitad y hasta el día de hoy tuve el valor de cortarla toda.

Estuve dos días buscando la manera de “arreglar el desperfecto” para evitar el dolor de tener que cortarla completamente. Dos días lastimándome cada vez que metía la mano a mi bolsa o realizaba una actividad donde mi uña se quedaba atorada.

Hoy en la mañana decidí terminar con esa situación, cualquiera podría pensar que soy una ridícula por haber estado dos días así y puede que tengan razón, sin embargo me hizo pensar… ¿Hay alguna otra situación en mi vida que me mantiene de la misma manera?, ¿Qué situación me lastima todos los días y he aprendido a vivir con ella? ¿Hay alguna decisión que estoy postergando o situación que estoy evitando por miedo o dolor?  ¿En qué situción estoy tratando de resolver el dolor pero no el problema?

Seguramente los que leen esto no han estado en esa situación tan absurda ¿o si?

Cuántos de nosotros hemos tenido una uña enterrada y vamos por la vida con ese dolor evitando ir con el doctor para que nos ayude a resolverlo verdaderamente, inclusive, hemos dejado de usar esos zapatos que nos gustan porque el dedo nos lastima. Cuántos de nosotros no nos hemos hecho esos estudios que necesitamos por miedo a conocer los resultados y mientras tanto vivimos angustiados sin conocer el diagnóstico. Cuántos de nosotros hemos evitado esa conversación con una persona importante en nuestra vida por miedo a salir lastimados, sin embargo vamos por la vida sufriendo poco a poco o mucho a mucho.

Si algo he aprendido en mi vida es que nunca las cosas son tan graves como te las imaginas. Muchos de nosotros sufrimos más anticipadamente evitando decisiones o situaciones que cuando decides enfrentarlas no son tan graves como se veían.

Es probable que alguno de nosotros tengamos una situación parecida a una “uña lastimada”, probablemente sostenida por un solo pedacito y la hemos estado manteniendo, sé que para algunos podrá ser una sufrimiento absurdo, pero otros con un dolor similar entenderán la situación. Te invito a terminar con esta situación, no porque sea absurda, sino porque te seguirá lastimando mucho más de lo que implica enfrentarla y seguir adelante.

2 comentarios sobre “Una uña rota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s